Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘BMI’

El índice de masa corporal o índice de Quetelet (BMI, perdonadme que use sus siglas en inglés, Body Mass Index, porque mis libros están en inglés) es algo que, a día de hoy, está a la orden del día, pero yo, antes de que me lo nombrasen en clase no tenía ni idea de que existiera.

El caso es que cuando nos contaron que este índice sirve para evaluar el estado nutricional de un paciente me pareció bien, pero después, ahondando un poco y volviéndome loca calculando BMI a todo el que se me ponía delante me dí cuenta de que no me terminaba de convencer.

A ver, no voy yo a discutirle yo a la OMS que los valores que da para personas normales no sean válidos, pero mucho me temo que cada persona, como en casi todo, es un mundo.

Sin ir más lejos en mi propio caso, mi BMI es de 18.3 en la actualidad (he tenido momentos peores, lo reconozco), lo que se considera “bajopeso”. Y tengo mis chichas, vaya si las tengo, así que de delgadez aceptable nada, que yo estoy normal. Vamos, que obviamente no me haría daño pesar un par de kilos más, pero tampoco se puede decir que tenga bajo peso y deba engordarlos. Es más, creo que únicamente cuando he estado embarazada mi peso ha sido adecuado según el BMI, y os podéis imaginar que, con ese panzón, era fácil de ver que me sobraban unos cuantos kilitos. Resumiendo, que ahora mismo, usando una talla 38 de pantalón y una talla mediana de top, y dentro de mis estándares, creo que mi BMI debería considerarse normal.

El caso de mi pareja es similar, bueno, pero al contrario, su BMI oscila entre los 25.5 que se considerarían normales y los 26 o 26.5 en los que ya entra a ser catalogado como sobrepeso, pre-obeso de hecho, y nada más lejos de la realidad. Bien es cierto que no es una sílfide, pero vamos, que se puede considerar perfectamente normal.

Lo que vengo a decir con ésto es que, al igual que hago con cada persona que me lo pregunta, cada caso ha de estudiarse por separado. Salvo en casos en los que haya desordenes nutricionales, cada uno sabemos cuál es nuestro peso ideal, puede que no concuerde con lo que la OMS dice, pero obviamente no en todo puede tener razón…

Y ésto es SÓLO mi opinión, no una verdad absoluta 😉 ¡Hasta la próxima!

Anuncios

Read Full Post »